Este proyecto en curso, pretende denunciar las grabaciones ilegales realizadas con dispositivos móviles o cámaras espía que violan la intimidad de las mujeres en espacios públicos.