M-FEST: its raison d´être

 

M-FEST: its raison d´être

Cuanto tiempo sin pasar por aquí, tengo ganas de escribir muchas cosas y de enseñar nuevos proyectos, pero ahora la fotografía ocupa todo mi espacio, estoy escribiendo pero con luz.

La ocasión merece unas palabras, vengo a contaros que el próximo sábado voy a participar en M-FEST, un festival que se organiza desde Gauekoak para reivindicar el papel de la mujer dentro del mundo del arte, más en concreto en la música, la fotografía (delante y detrás de la cámara), la ilustración, el deporte y en definitiva, en el mundo en general. Ahí estaré, del lado de las personas que luchan por una sociedad mejor.

 

M-FEST nace a raíz de los acontecimientos que se han dado este año debido a la poca participación de artistas femeninas en el festival Azkena Rock de Vitoria-Gasteiz. La respuesta fue que las mujeres o bandas consultadas tenían las agendas muy apretadas para esas fechas, al resto de millones de grupo de música que podían ocupar su lugar no se les preguntó. Varias noticias corroboran que el Ayuntamiento exigirá para 2018 la presencia de artistas femeninas en los escenarios del festival.

 

Girlschool

Con este fin, surge la idea de organizar un evento en la ciudad, para que una pequeña representación del sector artístico femenino podamos mostrar lo que hacemos.

Cuando me propusieron participar me vinieron varias ideas a la cabeza sobre las que podría trabajar para realizar algún acto simbólico relacionado con la fotografía. Qué os parecen las chicas que me cuentan que le ofrecen grandes cantidades de dinero para posar desnudas en una sesión fotográfica (hablo de fotógrafos amateurs y no de todos los que realizan este tipo de fotografía, son casos puntuales). Ven sin tú novio, sin tus amigas, a mi me gusta trabajar solo. Esto pasa a diario con chicas jóvenes que están empezando sus carreras como modelos. Abran sus redes sociales y lean la letra pequeña, es vergonzoso.

Habréis escuchado el típico caso de la persona que pide un presupuesto, te hace dar mil vueltas y al final lo que quiere es quedar para cenar contigo y lo que surja, infravalorando de este modo tú tiempo, tú trabajo y dependiendo de las formas cuando dices que no, tú dignidad.

Podría hablaros de muchos más ejemplos pero no quiero pasarme escribiendo toda la noche.

Las poses en las imágenes para publicidad, el poco respeto, las típicas frases: es culpa de ella por ir enseñando… cuanto trabajo nos queda!

Estamos cansadas, pero cada una en su lucha interna y externa, seguiremos aportando algo, una semilla, nuestro granito de arena, en mi caso, las fotografías

Te espero el sábado, posarás para mí si te apetece, sin presión y a tú ritmo, yo respeto a las personas.

Leave a reply